Windows 10 tarda mucho en arrancar

Windos no deja nunca de dar sorpresas, para que no nos aburramos. Hay veces que apagas tu PC y al día siguiente ves que tarda mucho en iniciar. Una posible solución puede ser esta: Windows 10 tarda mucho en arrancar

te quedas hipnotizado mirando el eterno circulito dando vueltas y no se va de ahí. Si pasado el tiempo o después de reiniciarlo consigues arrancarlo puedes hacer estos pasos para evitar que esto ocurra. Cierto es que no “cura” todos los casos pero si la mayoría de los problemas

Si ha arrancado tu PC dirígete a abrir “CMD” con permisos de administrador, para ello escribe en cortana “cmd” y ya saldrá, recuerda, con permisos de administrador. Encontrarás una ventana como esta

Windows 10 tarda mucho en arrancar:

Tendrás que escribir estos códigos uno a uno, pulsando la tecla enter y dejar que termine cada operación, puede tardar varios minutos cada una de ellas

  • DISM.exe /Online /Cleanup-image /Scanhealth
  • DISM.exe /Online /Cleanup-image /Restorehealth
  • Sfc /scannow

Puedes utilizar copiar y pegar para no confundirte

Después que termines de ejecutar los tres tendrás que reiniciar el equipo y ya deberías de notar la diferencia

Truco Nº 2:

Si aún así no arranca demasiado rápido puedes probar este otro truco, que puedes dejarlo siempre activo, salvo que tengas dos sistemas operativos instalados, como windows y linux, que entonces windows evitará que linux tenga acceso a este disco

Activa el inicio rápido de Windows 10

Windows 10 ha reducido considerablemente el tiempo de arranque respecto a las versiones anteriores. Atrás quedaron aquellos tiempos en los que podíamos echarnos una siesta, freírnos un huevo y vernos un capítulo de una serie mientras esperábamos a que arrancase el ordenador-exagerando un poquito, sí-. No obstante, todavía podemos pedirle un poco más a Windows 10. De hecho, el sistema cuenta con una opción de inicio rápido que puede ofrecernos una marcha más.

Para activar la opción de arranque rápido debes abrir el panel de control, hacer clic en ‘Hardware y sonido’, ir a ‘Opciones de energía’, luego al apartado ‘Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado’ en el menú de la izquierda y hacer clic en ‘Cambiar la configuración actualmente no disponible’. Luego deslízate hasta el fondo para asegurarte de que la caja esté marcada en la opción recomendad de ‘Encender inicio rápido, recomendado’. El inicio rápido suele estar activado automáticamente en Windows 10, pero vale la pena revisar que esté encendido.

El inicio rápido recorta el tiempo de arranque al crear un estado entre el apagado y la hibernación en el que el estado del sistema se guarda como un archivo de hibernación, que luego se carga cuando se inicia de nuevo el ordenador. Le ahorra a Windows el problema de volver a cargar el núcleo, los discos y la configuración.

No se te olvide visitar nuestras páginas:

WEB  BLOG TIENDA

También te podría gustar...