Productos de limpieza que NO debes de mezclar

Resultado de imagen de lejia

En nuestro hogar tenemos unos cuantos productos de limpieza al alcance de nuestra mano cada día. Las grandes superficies e hipermercados cuentan con todo tipo de jabones y líquidos para cualquier rincón de la casa. Ya sean para superficies, tapizados o cristales… el mundo de la limpieza del hogar es infinito. Será la costumbre de tenerlos al alcance de la mano lo que ha producido que no seamos conscientes de que, a la hora de ponernos manos a la obra guantes de goma en ristre, estamos manipulando elementos químicos. 

Más allá de las precauciones con los más pequeños y las mascotas, te doy una serie de claves para que no mezcles esos líquidos que no sabes que reacciones pueden producir.

Lejía (hipoclorito) con alcohol en gel

La combinación de ambos químicos produce cloroformo y ácido muriático. Estos compuestos pueden provocar daños en el sistema nervioso, pulmones, riñones, hígado, ojos y piel. Además, los altos niveles de cloroformo pueden llevar a sentir mareos, náuseas, pérdida de conciencia e incluso la muerte.

Lejía con amoniaco

Esta mezcla es muy peligrosa ya que produce vapores que causan daños severos en el sistema respiratorio. Pese a todo, lo peor es que las altas concentraciones de amoniaco originan una sustancia altamente tóxica y potencialmente explosiva.

Lejía con vinagre

El vinagre es un ácido débil, por lo que si se lo agregas a la lejía se generan vapores tóxicos que podrían causar serias quemaduras en los ojos y graves daños en los pulmones.

La lejía no se puede mezclar con ciertos productos. Getty Images

Lejía con otros productos de limpieza

Los productos como limpiacristales, limpiadores para el inodoro o detergentes para lavavajillas no deben mezclarse con lejía ya que producen gas cloro. La mínima exposición a este gas causa problemas respiratorios y oculares, entre otros.

Bicarbonato de sodio con vinagre

El vinagre es ácido y el bicarbonato, alcalino, por lo que al unirlos se neutralizan haciendo que la solución resulte inútil. Pero eso no es lo peor. Lo más peligroso es que esta combinación puede causar una explosión si los mezclas en un recipiente cerrado.

Vinagre y agua oxigenada

Al mezclar estos dos productos en un recipiente se obtiene ácido paracético que, en concentraciones altas, puede irritar e incluso dañar la piel, ojos, garganta, nariz y pulmones.


Lejía con Agua Fuerte o Salfuman

De lo más peligroso, esta mezcla puede causarte hasta la muerte, produce una densa nube de cloro.

La tos y el picor que produce pueden no ser momentáneos, puesto que el edema pulmonar que produce respirar esta mezcla de gases no se pone de manifiesto hasta pasadas algunas horas y, además, se agrava por el esfuerzo físico. En caso de inhalación: acudir a urgencias y guardar mucho reposo. Produce un fuerte dolor de cabeza, nauseas, diarrea

Como dice el sentido común, si no sabes lo que vas a mezclar, no lo mezcles.