¿Qué es y para qué sirve una SANDBOX?

Fuente: Francisco Hernríquez
¿Qué es y para qué sirve una SANDBOX?

Una sandbox, o en español “caja de arena“, es tradicionalmente un lugar cerrado, seguro, y lleno de arena para que los niños jueguen. En informática se denomina “sandbox” a una zona de la memoria, totalmente aislada del resto, donde se puede ejecutar cualquier tipo de software (especialmente el malintencionado) sin ningún tipo de peligro de infección en tu sistema. Esto es debido a que se le impide acceder a cualquier otro lado que no sea esa zona, y tras su uso, se elimina cualquier rastro de él.

¿Para qué se puede desear usar esto? Generalmente para esas pequeñas utilidades que descargas de internet, y que no son “demasiado fiables”. En concreto, su uso más extendido está en el campo de los generadores de claves (Keygens) para registrar programas piratas… Aunque también puede ser usado por los programadores que desean trastear con la memoria del ordenador sin causar daños, o incluso para navegar por páginas web sin peligro de ser infectado. Para ello, cualquiera de esas aplicaciones (incluido el navegador de internet) puede ser ejecutado dentro de la sandbox sin peligro.

Un detalle a tener en cuenta es que generalmente en todos los ordenadores hay (o debería haber) instalado un antivirus, y los que son “buenos”, suelen tomar el control de las aplicaciones antes que nadie, incluso antes que las sandbox. Por ello suele ser necesario desactivar el antivirus, para que no bloquee el archivo que deseas ejecutar, y que la sandbox pueda tomar su control. Una vez hayas acabado no te olvides de activarlo de nuevo.

Recientemente he tenido necesidad de usar una de estas utilidades, y un buen amigo me ha recomendado Sandboxie. Tras haberla instalado y probado, es una utilidad que les recomiendo encarecidamente. Es una herramienta con licencia “shareware“, pero es totalmente funcional.
Su uso es extremadamente sencillo. Tras la instalación (típica) probablemente haga falta reiniciar el PC, si es que así lo solicita la aplicación. Y desde ese momento ya tendréis la sandbox preparada para ejecutar lo que deseéis. Hay varios métodos, pero el más sencillo (recordad, después de desactivar el antivirus) es usar la opción que se ha añadido en el menú contextual. Esto es, hacer “click derecho” sobre el elemento a ejecutar, y elegir de ese menú la opción “Ejecutar aislado en una sandbox“.
Una vez hecho esto, la aplicación os mostrará un menú para elegir la sandboxque queráis. Si no habéis creado ninguna, elegid la que viene por defecto (Default). Comprobaréis que cualquier aplicación ejecutada dentro de la sandbox tendrá su barra de títulos delimitada por un par de símbolos ‘[#]’ para poder ser identificadas más fácilmente. Aquí podéis ver un ejemplo con el bloc de notas. Una de las ventanas está ejecutada en modo normal, y la otra (la de primer plano) dentro de la sandbox.
Espero que esta información os sea de utilidad, y que podáis proteger mejor vuestro equipo informático. Recordad siempre tener activado un cortafuegos y un antivirus de calidad debidamente actualizado.

También te podría gustar...