Bicarbonato sódico en la cocina

Bicarbonato sódico en la cocina

Es un compuesto sólido cristalino de color blanco muy soluble en agua y que es usado comúnmente en la cocina, especialmente, para limpiar y eliminar malos olores. En muchas ocasiones, con bicarbonato podremos sustituir detergentes y demás productos de limpieza que pueden resultar caros y, en algunos casos, abrasivos. De esta forma, ahorraremos dinero y utilizaremos en nuestra cocina un producto más natural y con menos riesgos.

Donde encontrarlo

Encontraremos bicarbonato en cualquier supermercado o droguería, envasado en botes o cajas y a un precio muy económico. Así que no esperes más y consulta lee cuáles son los usos del bicarbonato sódico en la cocina.

Cuáles son los usos del bicarbonato sódico en la cocina

Pasos a seguir:

1 – Limpiar la nevera, el bicarbonato nos ayudará a eliminar olores del frigorífico con tan solo espolvorear algo de bicarbonato sódico en una esponja húmeda y fregar el interior de la nevera. Al acabar, deberemos enjuagar con una esponja mojada limpia.

2 – Reducir los ácidos en las recetas. Se puede reducir la acidez de alimentos como el tomate, espolvoreando una pizca de bicarbonato sódico al cocinar.

3 – Esponjar las tortillas. Por cada tres huevos usados, añada ½ cucharadita de bicarbonato y conseguirá unas tortillas más esponjosas.

4 – Quitar olores de comida de las manos. Si has estado manipulando algún alimento que te ha dejado un olor desagradable en las manos, quítalo con solo humedecerlas y frotadas con 2 cucharaditas de bicarbonato sódico en lugar de jabón.

5 – Limpiar biberones y accesorios para bebé. Podemos mantener “frescos” los biberones, chupetes, y demás, dejándolos toda la noche en un recipiente lleno con agua caliente y una buena cantidad de bicarbonato. Después deberán enjuagarse a fondo y secarlo bien antes de usarlo.

Más trucos

6 – Desodorizar el lavavajillas. Lo haremos espolvoreando ½ taza de bicarbonato sódico en el fondo del lavavajillas automático entre cargas, o vertiendo medio bote de bicarbonato y enciendo la máquina vacía en su ciclo de enjuague.

7 – Quitar manchas de café y té de la porcelana. Únicamente deberemos meter un trapo húmedo en bicarbonato sódico para formar una pasta consistente y frotar con suavidad las tazas y platos; después, los enjuagaremos y secaremos.

8 – Desodorizar el cubo de basura. Para evitar malos olores en nuestra cocina, limpiaremos de vez en cuando el cubo de basura con una servilleta de papel o bayeta mojada en bicarbonato sódico. Enjuagaremos con una esponja húmeda y dejaremos secar antes de colocar una bolsa nueva.

9 – Limpiar cafeteras y teteras. Podremos eliminar depósitos minerales de cafeteras y teteras de metal llenándolas con una solución de 1 taza de vinagre y 4 cucharadas de bicarbonato sódico. Hay que dejar hervir la mezcla durante cinco minutos y enjuagar con agua fría.

10 – Quitar las manchas de grasa de la cocina. Para eliminar los restos de grasa quemada, humedécelos primero con un poco de agua y cúbrela con un poco de bicarbonato sódico. Enseguida frota con una esponja o una bayeta húmeda.

11 – Limpiar el microondas. Para limpiar las salpicaduras de dentro del microondas, deberemos poner una solución de 2 cucharadas de bicarbonato sódico en 1 taza de agua en un recipiente para microondas y cocinarlo en alta potencia unos 2 a 3 minutos. Al sacar el recipiente, frotaremos el interior del microondas con una bayeta húmeda.

También te podría gustar...